Proyecto

Autovía Santiago Lampa

Autovía Santiago Lampa es un proyecto que significa el cambio de estándar a autopista urbana de 15 kilómetros de la Ruta 5 Norte, que van desde el enlace Quilicura (Américo Vespucio) hasta la plaza de peaje de Lampa.

La obra que comenzó su proceso constructivo en el segundo trimestre del año 2015, comprende cuatro vías por sentido en vía expresa y tres por sentido en calles de servicio, en los primeros 4,5 kilómetros, para luego dar paso a vías expresas de tres pistas y caleteras de dos pistas por sentido. Asimismo dotará de continuidad a las vías de servicio del sector en la totalidad de los 15 kilómetros del tramo, incluso a través de los cuatro enlaces existentes en el sector, los que dotarán de mejores conectividades a la vialidad local

Mapa autopista urbana de 15 kilómetros de la Ruta 5 Norte, que van desde el enlace Quilicura (Américo Vespucio)

Pasarelas peatonales

Nuevos atraviesos

Este incremento en los estándares de servicio se lleva a cabo tanto a nivel vehicular, mediante la creación de 7 nuevos atraviesos desnivelados para conexión transversal, como a nivel peatonal, con la dotación de un total de 14 pasarelas peatonales, además de veredas peatonales y ciclovías continuas a lo largo de toda la intervención (15 kilómetros por sentido), iluminación en el 100% del sector, y 44 paraderos de buses, que harán que el sector urbano, presente una distribución mucho más racional, y ajustada a las necesidades reales del sector, de los diferentes tipos de flujos ya sea de automóviles, como de peatones.

Cobertura CCTV

Postes SOS cada 500 mts.

Todo lo anterior se complementará con la instalación de un Sistema de Gestión de Tráfico, el cual permitirá realizar un seguimiento de las condiciones de tráfico existentes en el 100% del sector, para poder intervenir ante la ocurrencia de emergencias de modo preventivo, siendo capaz de informar al usuario de las condiciones de la ruta con anterioridad a la ocurrencia de circunstancias adversas, como por ejemplo, mediante una estación meteorológica que permitirá anticipar dificultades en la conducción, avisando con antelación a los usuarios de potenciales problemas derivados de las condiciones climáticas, informando y ayudando, a los usuarios en la toma de decisiones en cuanto a posibles alternativas de desvío, que favorezcan la reducción en los tiempos de desplazamiento de los usuarios.

Para conseguir todo lo anterior, se instalarán cámaras CCTV con cobertura 100% del área del Sector Urbano de la Concesión, incluso en zonas oscuras, como pudiesen ser las zonas bajo los pasos desnivelados; paneles de señalización variable para comunicación con los usuarios de la ruta, instalación de postes SOS cada 500 metros, y todo ello, con comunicación directa al Centro de Control de Tráfico, para comunicación inmediata con los Equipos de Emergencia e Intervención Rápida.